Relajación del útero

Estándar

Antes de empezar a leer esto, presta un poco de atención a tu cuerpo. Posiblemente, sin darte cuenta, tengas el vientre contraído. Desde pequeñas estamos tan pendientes de cuidar nuestra postura que no escuchamos los mensajes del cuerpo. Y casi lo más importante, siempre, ha sido “meter tripa”. Si el vientre está relajado, los órganos internos (intestinos y, por supuesto, nuestro aparato reproductor) encuentran su espacio natural y pueden funcionar correctamente. Pero nos hemos obsesionado tanto con no echar barriga (qué feo, qué gorda estás…) que es un gesto inconsciente. Respira hondo y deja que la tripa se suelte. Seguro que ahora mismo no te ve nadie. Y si así fuera ¿qué más da? Ya has pasado demasiado tiempo intentando encajar en un molde que no es tuyo, que responde a expectativas masculinas y que, por ello mismo, no respeta en absoluto tu cuerpo, tu anatomía, que te hace más daño del que puedas imaginar sólo por un concepto predeterminado de belleza que no tiene nada que ver contigo.

Así que vamos a relajar el vientre, el espacio en el que se encuentra el útero, para que pueda expandirse, acomodarse a su gusto y expandir su energía. Te propongo que, de vez en cuando, testees el estado de tu vientre y cada vez que lo encuentres tenso, trates de relajarlo con una simple respiración. Lo puedes hacer en cualquier lugar, en cualquier momento, sin más. Aparte, estos son unos sencillos ejercicios muy útiles y que tampoco te llevarán mucho tiempo.

1.- RELAJAR LA BARBILLA

En la tradición hindú, el cuerpo sutil está formado por chacras o centros de energía. Entre los siete principales, el segundo y el quinto están unidos. Estos se sitúan, respectivamente, en el bajo abdomen (unos dedos por debajo del ombligo, en las mujeres abarca el útero, ovarios y trompas) y en la garganta. Ambos son centros de creación: vida en el segundo chacra, de creación de nuestros propósitos, necesidades, soluciones… en el caso del quinto.

En el cuerpo físico podemos comprobar este fenómeno de una manera fácil.
– Toma conciencia de la tensión en la barbilla y la mandíbula.
–  Relaja conscientemente estos músculos. Si notas que no es posible, puedes darte un masaje con los dedos mientras aflojas la mandíbula y la barbilla.

– Respira conscientemente mientras observas los cambios operados en tu cuerpo, sobre todo, en la zona del útero.

2.- ESTIRAR LAS LUMBARES

Con las piernas rectas y separadas a la altura de los hombros, apoya tus manos en las ingles y echa el cuerpo hacia delante hasta que quede paralelo al suelo. También puedes echarte en el suelo, de rodillas y con las manos apoyadas a la altura de los hombros. Al inspirar, eleva cabeza y glúteos. Al exhalar,  hunde el abdomen y deja caer la cabeza, irando al ombligo. Haz los movimientos de una manera lenta y suave, sin prisas, coordinada con la respiración. Este ejercicio proporciona flexibilidad a la columna, pero como beneficio añadido descongestiona la zona pélvica, permitiendo a las lumbares relajarse. Repite varias veces.

3.- LLEVAR ENERGÍA AL ÚTERO

De pie, con los ojos cerrados, respira profundamente y relaja el cuerpo. Frota las palmas de las manos entre sí vigorosamente hasta que notes cómo tus manos se llenan de calor. Ahora, une los dedos índices de cada mano y los pulgares, creando un triángulo. Coloca los pulgares en el ombligo y pega las manos al cuerpo. Quédate así, observando tu útero. Respira profunda y relajadamente, sin forzar. Conecta con útero. Para finalizar, haz tres respiraciones profundas y abre los ojos. Esta misma posición la puedes adoptar cuando estés sentada viendo la televisión (por ejemplo). Pierdes esa observación y conexión conscientes, pero tus manos trasmitirán calor a tu útero y él te lo agradecerá, además de ayudarte a contactar cada vez más profundamente con él.

Espero que los disfrutes. Y no te olvides de respirar.  😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s