Pasa y siéntate

Estándar

Al calor de la lumbre, bajo la luz de las estrellas, con la luna flotando en su mirada, las mujeres siempre se han reunido a contarse historias… Historias tradicionales, de amor, de lucha, de supervivencia. Se han apoyado, ayudado, sanado y enseñado unas a otras.

Hoy, yo quiero convertirme en una de ellas. Quiero transmitirte mis historias y las de todas las mujeres que me han precedido a lo largo de los siglos en cualquier lugar del mundo.

Hoy, yo quiero dar una nueva voz a todas las que ya no están, a las que no pueden usar la suya propia.

Y quiero que recuerdes que tú, como yo, llevamos en nuestros cuerpos la huella de la Tierra, el calor del Sol y el misterio de la Luna.

Entra. La puerta está abierta y té humeante nos espera…

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈

Mi nombre es Elena. La espiral es mi símbolo. Representa la energía creciendo, haciéndose cada vez más grande, más amplia, más fuerte y acogedora. La Luna es mi compañera en las noches solitarias de trabajo, de estudio, es quien escucha mis penas y mis alegrías y quien rige mi ciclo de mujer, que por fin he aprendido a querer y aceptar.

Espero serle útil a alguien en cualquier sentido. Y espero críticas y comentarios que me harán seguir creciendo como ser humano y  como mujer.

Bienvenid@s y gracias.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.